Neuroinflamación neurogénica en fibromialgia y síndrome de dolor regional complejo

Neuroinflamación neurogénica en fibromialgia y síndrome de dolor regional complejo

Aunque la fibromialgia y el síndrome de dolor regional complejo (CRPS) tienen distintos fenotipos clínicos, comparten muchas otras características.

El dolor, la alodinia y la disestesia ocurren en cada condición y parecen existir en un espectro similar.

La fibromialgia y la CRPS pueden ser desencadenadas por eventos traumáticos específicos, aunque la fibromialgia es más comúnmente asociada con un trauma psicológico y la CRPS se asocia más a menudo a un trauma físico, que es frecuentemente considerado rutinario o menor por el paciente.

La fibromialgia y la CRPS también parecen compartir muchos mecanismos fisiopatológicos, entre los cuales los más importantes son aquellos que involucran efectos centrales.

No obstante, los efectos periféricos, como la neuroinflamación neurogénica, son también factores importantes en las características clínicas de cada uno de estos trastornos.

Esta revisión destaca los diferentes grados en los que la neuroinflamación neurogénica podría contribuir a la patogénesis multifactorial tanto de la fibromialgia como del CRPS y discute las pruebas que sugieren que este mecanismo es un vínculo importante entre los dos trastornos y podría ofrecer nuevos objetivos terapéuticos.

Dermatographia provocado después de acariciar suavemente la piel en un paciente con fibromialgia. b | Descoloración reticular de la piel en el antebrazo de un paciente con fibromialgia. c | Enrojecimiento, hinchazón y alodinia del pie izquierdo y del tobillo en un paciente

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *